Cuitláhuac García: El ganador del debate del OPLE según los Veracruzanos

En el camino hacia la consolidación de la de la democracia existen varias etapas y acontecimientos que la van dotando de una identidad propia adecuada a cada estado del país. El Primer Debate entre Candidatos al Gobierno de Veracruz fue organizado por el Organismo Público Local Electoral del Estado de Veracruz.

En este debate participaron los candidatos José Yunes Zorrilla abanderado del PRI y el Partido Verde, Cuitláhuac García por parte de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Miguel Ángel Yunes por el “Frente por México” y Judith González Sheridan por el Partido Nueva Alianza.

El formato del Debate incluía dos moderadores y la opción por parte de los candidatos de ejercer la réplica y la contrarréplica. Los temas debatidos también abonaron al contenido del debate y al desarrollo de la democracia en el estado, estos fueron: Economía, Empleo y Combate a la Corrupción, Seguridad, Justicia y Derechos Humanos, además de Educación y Cultura.

Durante el debate los candidatos hicieron uso de recursos didácticos, principalmente carteles con cifras de las gestiones de sus contrincantes, fotografías con personajes de dudosa reputación, frases contundentes y demás. También estuvo plagado de alusiones personales, descalificaciones, risas y ocurrencias, en el mismo tono en que se desarrolló el Debate Presidencial.

En un afán por conocer la percepción y la opinión de los ciudadanos respecto al debate el equipo técnico de Republik realizó una encuesta a 1065 personas para que respondieran a la pregunta: Para usted, ¿Quién ganó el debate entre los candidatos a Gobernador de Veracruz?

Los resultados arrojaron que un 40% de los entrevistados consideran que Cuitláhuac García había ganado el debate, seguido de Miguel Ángel Yunes con un 32%, José Yunes abanderado del PRI 26% y Judith González Sheridan apenas un 2% encabezando a Nueva Alianza, con un margen de error de +/- 3%.

La candidata de Nueva Alianza dedicó una gran parte de su tiempo y recursos didácticos a lanzar ataques en contra de Cuitláhuac García, utilizando apenas una pequeña parte de su tiempo para exponer cuales eran sus propuestas respecto a los temas que abarcaba el debate.

Los ataques a Cuitláhuac García también fueron parte de la estrategia de Miguel Ángel Yunes, quien utilizó menos recursos didácticos, pero también realizó alusiones personales contra el candidato, además de cuestionamientos sobre su anterior gestión como diputado local.  Ambos candidatos del “Frente por México” y de Nueva Alianza dedicaron buena parte de su tiempo en el debate para utilizarlo contra el candidato de “Juntos Haremos Historia.”

Apenas un 2% de los encuestados votaría por la abanderada de Nueva Alianza acaso en respuesta al excesivo uso de recursos didácticos y propagandísticos los cuales fueron dirigidos contra un solo candidato en detrimento del tiempo utilizado en proponer acciones de gobierno.

José Yunes Zorrilla del PRI Y Partido Verde dedicó menor parte de su tiempo a descalificar a los otros candidatos y de forma reservada exponía sus propuestas a sabiendas de la escasa legitimidad que su partido tiene en el estado, tampoco realizó cuestionamientos sobre la capacidad de sus interlocutores o utilizó alusiones personales.

Cuitláhuac García abanderado de la coalición “Juntos Haremos Historia” utilizó parte de su tiempo de participación en exponer las propuestas que ha expuesto desde el comienzo de la campaña, también utilizó la réplica para responder acusaciones en su contra sobre supuestas propiedades a su nombre y demás ataques de sus contrincantes. Utilizó menos tiempo para contraatacar a los demás candidatos, pero cuando lo hacía estos llamamientos eran dirigidos a Miguel Ángel Yunes Marques.

Este nuevo formato de debates y de interacción entre los candidatos durante el debate abona a la democracia y facilita la participación ciudadana en el espectro político, dejando a un lado el velo de solemnidad de los políticos y la tiranía de los partidos políticos, para conseguir un nivel de legitimidad aceptable en las instituciones electorales y políticas.

Es momento de aprovechar los recursos que la sociedad tiene como lo son las redes sociales y fomentar un nuevo tipo de participación entre votantes y aspirantes a puestos públicos para plantear los temas de una agenda común, consolidar un sistema de partidos democrático que responda a las necesidades del presente y el futuro, velando así por las libertades que han sido socavadas en nuestro estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *